Argentina

Monumento al bicentenario de la Independencia

Los diseñadores del Monumento al Bicentenario, Miguel Antonio Mazzeo y Juan Damián Bustamante, quienes en 2015 ganaron un concurso en el que fue elegido su proyecto, explicaron que la obra "reflejará la independencia de nuestro país como símbolo de libertad". En este sentido, señalaron que el Monumento representa "una Bandera Argentina de 25 metros de alto, de pie, vertical, como un camino que nos impulsa hacia arriba a superarnos". Y agregaron que las dos "cintas laterales" de la Bandera, que tienen al medio un sol de acero inoxidable, se podrán interpretar como los dos siglos de independencia. Fuente: La Nación

 La Academia Nacional de la Historia acuñó una medalla para conmemorar el Bicentenario de la Independencia de la Argentina. En el anverso de la pieza, de 7,5 cm de diámetro, se ve la figura de la Libertad mientras abre las puertas de la Casa Histórica. En el reverso, alegorías a la Libertad y al Trabajo, un agricultor y barcos en el horizonte. Se puede consultar el catálogo numismático por el 4331-4633 o a secretaria@anhistoria.org.ar.

Origen del nombre

La denominación de nuestra Nación no se pudo desprender de la atracción del río descubierto por Solís en 1516 y que finalmente se impondría en la cartografía como "Río de la Plata". Tal denominación proviene de Portugal en la tercera década del siglo XVI, para luego ser un uso corriente en los viajeros españoles como Diego García o Pedro de Mendoza.

Es así que, el 21 de mayo de 1534, el rey de España firmaba el asiento concedido a Pedro de Mendoza, para la conquista y población de las tierras y provincias del Río de la Plata.

Por el año 1554, aparece por primera vez en una pieza cartográfica, del portugués Lopo Homen la denominación de Terra Argentea.

En su obra "Argentina y conquista del Río de la Plata” Martín del Barco Centenera latiniza el término “argeteus”, imponiéndose luego en el Himno Nacional de Vicente López y Planes, adoptado por la Asamblea del año 1813: "A vosotros se atreve ¡Argentinos!..."

La Primera Junta acuerda por expresión de su Cabildo, la denominación Provincias Unidas del Río de la Plata, que a su vez será tomada por la Asamblea del año XIII. Posteriormente, en 1816, el Congreso que proclamó la independencia, utilizó el nombre de "Provincias Unidas del Río de la Plata en Sudamérica".

Con la Constitución de la República Argentina del 24 de diciembre 1826 se oficializa esta designación.

A los días de promulgada la Constitución de1853, el presidente Santiago Derqui, ante la distintas denominaciones del territorio (Provincias Unidas del Río de la Plata, República Argentina, Confederación Argentina), decreta que el nombre será “República Argentina" teniendo en cuenta la necesidad de unificar la denominación de la Nación para los actos administrativos.

Fuente.

http://www.ign.gob.ar/NuestrasActividades/Geografia/DatosArgentina/OrigenDelNombre

Imágenes antiguas de Buenos Aires de la colección WItcom. Archivo General de la Nación.

Algunos datos

Superficie de 3.761.274 km². Al Continente Americano corresponden 2.791.810 km² (incluyendo las Islas Malvinas: 11.410 km²); al Antártico 965.597 km² (incluyendo las Islas Orcadas del Sur: 750 km²); y a las islas australes 3867 km² (Georgias del Sur: 3.560 km² y Sandwich del Sur: 307 km²)

Habitantes, al año 2010, que se realizó el Censo de Población, Hogares y Viviendas alcanzaron a 40.117.096.

Datos de todas las provincias:


Límites:
Norte: limita con el Estado Plurinacional de Bolivia y la República del Paraguay.
Sur: limita con la República de Chile y el Océano Atlántico Sur.
Este: limita con la República Federativa del Brasil, República Oriental del Uruguay y el Océano Atlántico Sur.
Oeste: limita con la República de Chile.

Datos de todas las provincias:

http://www.ign.gob.ar/NuestrasActividades/Geografia/DatosArgentina/DivisionPolitica

La bandera

Bandera blanca y celeste enarbolada por Belgrano el 27 de febrero de 1812 en las barrancas del río Paraná, en Rosario.

Hasta ese momento, el único distintivo que llevaban los soldados patriotas para diferenciarse del ejército realista era una escarapela con los colores celeste y blanco. Manuel Belgrano -que estaba en Rosario con la misión de preparar a la tropa para defender los pasos del río Paraná de cualquier ataque realista- pensó que una buena manera de entusiasmar a los soldados era contar con una bandera propia que tuviera los colores de la escarapela. Así surgió la idea de mandar a coser una.

Hay muchas versiones acerca del origen de los colores de la bandera y la escarapela. Celeste y blanca era la cinta que usaba el rey de España cruzándole el pecho, los mismos colores tenían el escudo de la ciudad de Buenos Aires y las cintas repartidas el 25 de mayo. Después de la Revolución de Mayo, toda persona que quería demostrar que estaba a favor de la revolución se colocaba cintas celestes y blancas en algún lugar visible: las damas en el cabello, en los bordes de los rebozos, o en los abanicos; los hombres se las colocaban en los sombreros o en las solapas de los sacos.
Cuando la nueva bandera flameó frente al Paraná, Belgrano dijo a los soldados: "Esta será la divisa con que marcharán al combate los defensores de la patria".

También le comunicó al gobierno de Buenos Aires la decisión que había tomado. En una carta expresa: "[...] siendo preciso enarbolar bandera, y no teniendo la mandé hacer blanca y celeste conforme a los colores de la escarapela, espero que sea de la aprobación de V. E.".

Pero como todavía no se había declarado por escrito la independencia, el gobierno consideró poco prudente la actitud de Belgrano. En una circular fechada el 3 de marzo de 1812, le respondieron: "Ha dispuesto el Triunvirato que Vuestra Señoría, Manuel Belgrano, sujete sus acciones a las decisiones de este gobierno y haga pasar por un rasgo de entusiasmo el suceso de la bandera blanca y celeste, que la oculte disimuladamente y la reemplace con la que se le envía, que es la roja y amarilla que hasta ahora se usa en la Fortaleza, [...], y procure en adelante no anticiparse a las decisiones del gobierno en materia de tanta importancia".

Cliquea la imagen para acceder a una valiosa infografía con todos los datos sobre la evolución de nuestra bandera.

Las provincias

Escudo nacional

El Escudo Nacional Argentino es uno de los primeros símbolos patrios de los países de América y fue creado a partir de un pedido explícito de la Asamblea del Año 1813 al diputado por San Luis, don Agustín Donado, para la creación de un escudo que les permitiera firmar los escritos del gobierno ya que hasta entonces se utilizaba el de las armas reales de España. Además de la necesidad de la firma, el gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata necesitaba crear una moneda nacional y el escudo le iba a permitir diferenciarse de las demás monedas.

Increíblemente no se sabe el verdadero autor del escudo, de hecho todavía se debate su creación al tallador Rivera, a un artista de Perú llamado Isitro Antonio de Castro, a Bernardo de Monteagudo o incluso al mismísimo diputado Donado.

Lo que sí se sabe es que el legado que dejaron es de uno de los escudos más bellos del mundo.

Fuente: http://microrespuestas.com/significado-y-partes-escudo-argentino/

Sus Partes:

Historia de nuestro Himno

Primeras canciones patrias.

Cinco meses habían transcurrido desde la instalación de la Primera Junta Provisional de Gobierno en Buenos Aires, cuando apareció en La Gaceta del 15 de noviembre de 1810 una “Marcha patriótica” compuesta por el sargento mayor del Regimiento América, Esteban de Luca con música de Blas Parera..

Nueve dìas después, tras el triunfo en la batalla de Suipacha, el Cabildo decide festejar, haciendo imprimir la letra de la Marcha Patriótica en la imprenta de los Niños Expósitos, una banda tocó los dos días de festejo, Fue la primera vez que los vecinos entonaron un himno patriótico.

Un año después, para festejar el aniversario de la Primera Junta, se celebró una función especial en el teatro Coliseo, en las escenas finales, un grupo de actores entonó una marcha patriótica, de la que no queda copia.

En la Lira Argentina, editada en 1824, se publicó una canción patriótica anónima, considerada como aquella que se representó en 1812.

 

Primer himno oficial

El 22 de Julio de 1812 el Triunvirato señala a los cabildantes la necesidad de tener una marcha patriótica oficial, por lo que se comisiona a buscar un músico y un poeta dignos de tal empresa, así se aprueba la letra de Fray Cayetano Rodríguez con la música e Blas Parera.

 

El himno de la Asamblea del año XIII

La Asamblea consideró que el Himno  Oficial carecía de la fuerza de las batallas ganadas tras haber sido escrito, por lo que estimaron indispensable una marcha o canción en la que se exaltaran esos logros. Solicitaron entonces a un joven diputado de Buenos Aires, Vicente López y Planes, para que escribiera una marcha adecuada.

 

Se aprueba el Himno Nacional

 Una vez leído, el nuevo Himno fue aprobado por unanimidad. El decreto del nacimiento del nuevo himno dice:

“Aprobada por esta Asamblea General la canción que por comisión de este Soberano Cuerpo en 6 de marzo último ha trabajado el diputado López, téngase por la única marcha nacional, debiendo por lo mismo ser la que se cante en todos los actos públicos”

 

Fuente:

Fagnilli Fuentes, Gabriel. Historia del Himno Nacional. – 1ª. Ed. -- Buenos Aires: Atlántida; [196?]

Disponible en biblioteca

HIMNO NACIONAL ARGENTINO (original de 1813)

¡Oíd, mortales!, el grito sagrado:
¡libertad!, ¡libertad!, ¡libertad!
Oíd el ruido de rotas cadenas
ved en trono a la noble igualdad.
Se levanta a la faz de la Tierra
una nueva y gloriosa Nación
coronada su sien de laureles
y a sus plantas rendido un león.

De los nuevos campeones los rostros
Marte mismo parece animar
la grandeza se anida en sus pechos
a su marcha todo hacen temblar.
Se conmueven del Inca las tumbas
y en sus huesos revive el ardor
lo que ve renovando a sus hijos
de la Patria el antiguo esplendor.

Pero sierras y muros se sienten
retumbar con horrible fragor
todo el país se conturba por gritos
de venganza, de guerra y furor.
En los fieros tiranos la envidia
escupió su pestífera hiel.
Su estandarte sangriento levantan
provocando a la lid más cruel.

¿No los veis sobre Méjico y Quito
arrojarse con saña tenaz,
y cuál lloran bañados en sangre
Potosí, Cochabamba y La Paz?
¿No los veis sobre el triste Caracas
luto y llanto y muerte esparcir?
¿No los veis devorando cual fieras
todo pueblo que logran rendir?

A vosotros se atreve, argentinos
el orgullo del vil invasor.
Vuestros campos ya pisa contando
tantas glorias hollar vencedor.
Mas los bravos que unidos juraron
su feliz libertad sostener,
a estos tigres sedientos de sangre
fuertes pechos sabrán oponer.

El valiente argentino a las armas
corre ardiendo con brío y valor,
el clarín de la guerra, cual trueno,
en los campos del Sud resonó.
Buenos Aires se pone a la frente
de los pueblos de la ínclita Unión,
y con brazos robustos desgarran
al ibérico altivo león.

San José, San Lorenzo, Suipacha.
Ambas Piedras, Salta y Tucumán,
la colonia y las mismas murallas
del tirano en la Banda Oriental,
son letreros eternos que dicen:
aquí el brazo argentino triunfó,
aquí el fiero opresor de la Patria
su cerviz orgullosa dobló.

La victoria al guerrero argentino
con sus alas brillantes cubrió,
y azorado a su vista el tirano
con infamia a la fuga se dio;
sus banderas, sus armas se rinden
por trofeos a la Libertad,
y sobre alas de gloria alza el Pueblo
trono digno a su gran Majestad.

Desde un polo hasta el otro resuena
de la fama el sonoro clarín,
y de América el nombre enseñando
les repite: ¡Mortales, oíd!
Ya su trono dignísimo abrieron
las Provincias Unidas del Sud!
Y los libres del mundo responden:
¡Al gran Pueblo Argentino, salud!

Sean eternos los laureles
que supimos conseguir:
coronados de gloria vivamos,
o juremos con gloria morir.

Letra: Vicente López y Planes
Música: Blas Parera

Monumento a Güemes, Salta.
Monumento a Güemes, Salta.

La escarapela


Manuel Belgrano fue quien propuso que se creara una escarapela nacional en 1812.

Es posible que el 21 de mayo French y Beruti hayan repartido las cintas blancas en el marco de la revoluciónd e 1810, pero no es certero el dato, asegura el Ministerio de Educación argentino a través del sitio Educ.ar.




  1. El origen de sus colores: Una versión dice que provenían de los colores borbónicos, de la casa de Fernando VII (Rey de España). Esta versión tiene en cuenta que algunos sectores que apoyaban la creación de la Primera Junta, lo hacían como una forma de gobernar en nombre del rey depuesto.
  2. Se afirma que los colores blanco y celeste fueron adoptados por primera vez durante las Invasiones inglesas (1806-1807) por los Patricios, el primer cuerpo de milicia urbana del Río de la Plata y que luego empezaron a popularizarse entre los nativos.
  3. Fue utilizada por primera vez por un grupo de damas de Buenos Aires al presentarse a una entrevista con el entonces coronel Cornelio Saavedra, jefe del Regimiento de Patricios, el 18 de mayo de 1810.
  4. Durante las jornadas del 22 y 25 de mayo de 1810, los patriotas identificaban a los adherentes a la Revolución de Mayo otorgándoles unos cintillos, blanco en la casaca y en el sombrero una escarapela encarnada acompañada con un ramo de olivo a modo de penacho.
  5. El 21 de mayo de 1810, se repartían tales cintas blancas como signo de paz y unión entre los patriotas y los partidarios de España pero que ante la hostilidad de los segundos, el 30 de mayo comenzaron a repartirse cintas rojas como signo "jacobino", ambos colores fueron entonces los adoptados por el cabildo de Tarija al sumarse a la Revolución de Mayo.
  6. El 13 de febrero de 1812, Manuel Belgrano, mediante una nota, solicitó al Triunvirato que se establezca el uso de la escarapela nacional bicolor: azul-celeste y blanco, Belgrano debió omitir el color rojo ya que como él lo expresara por escrito las tropas españolas y proespañolas lo estaban usando en sus emblemas. El 18 de mayo de ese año, fue instituida por un decreto.

Fuente: http://www.diaadia.com.ar/argentina/cual-es-la-historia-de-la-escarapela-y-la-creacion-de-su-dia-nacional

Nuestra flor nacional

El Ceibo es un árbol originario de América, de la zona subtropical, de tronco retorcido, pertenece a la familia de las leguminosas, por lo que las semillas se guardan en vainas encorvadas. Suele alcanzar algunas veces hasta 20 metros de altura y sus flores aterciopeladas son de color rojo carmín. Crece en las riberas del Paraná y del Río de La Plata, pero se lo puede hallar en zonas cercanas a ríos, lagos y zonas pantanosas a lo largo del país.

Su madera, liviana y porosa, se utiliza en la construcción de balsas, colmenas, juguetes de aeromodelismo. La corteza se usa en algunas provincias para curtir cueros y la madera. Como es sumamente liviana suele reemplazar al corcho en algunas manufacturas.

 Razones de la elección de la flor del ceibo como flor nacional:

 Fue la flor preferida por los habitantes de diversas zonas del país. A nivel popular en el interior y exterior ya era considerada flor nacional del país.

 Leyendas aborígenes la han evocado y ha sido fuente de inspiración para diversas expresiones artísticas que enriquecieron el patrimonio cultural.

 Su color figura entre los que posee el escudo de la República Argentina.

 Finalmente, el 23 de diciembre de 1942, el Poder Ejecutivo Nacional, mediante el Decreto Nº 138.974, consagró oficialmente, el ceibo como la Flor Nacional.

La leyenda del ceibo

Anahí vivía en las riberas del río Paraná, ella no tenía un rostro agraciado, pero en su tribu todos conocían la hermosura de sus cantos, inspirados en sus dioses y el amor a la madre tierra.

Poco tiempo reinó la alegría en la tribu, los invasores de piel blanca llegaron y arrasaron con las poblaciones, robaron las tierras y quitaron la libertad al pueblo guaraní.

Anahí fue una de las tantas muchachas que fueron capturadas. Llorando  su desdicha,  pasaba las noches en vigilia. Una de esas noches la jovencita vio la oportunidad de escapar al ver que el centinela fue vencido por el sueño. Anahí corrió desesperadamente hacia la espesura, pero un tropiezo despertó al centinela, que la corrió hasta alcanzarla. La muchacha lucho hasta clavar un puñal al hombre, huyendo hacia la selva.

Antes de morir, el centinela logró gritar pidiendo ayuda. Una verdadera cacería se organizó para atrapar a la desdichada muchacha.

 Los crueles hombres no tuvieron piedad. La ataron a un árbol e iniciaron una hoguera. La doncella, retorcida en silencioso sufrimiento, fue uniéndose milagrosamente  al árbol.

Al amanecer, aquel nuevo y retorcido  árbol se había cubierto de relucientes hojas verdes, entre las que flores rojas aterciopeladas simbolizaban la valentía y la fortaleza de Anahí.

El pericón nacional

Esta danza tradicional fue en sus comienzos una variante del Cielito, al igual que la Media Caña.

En 1817, ya como danza independiente, San Martín lo llevó a Chile, junto con el Cielito, la Sajuriana y el Cuando. Allí alcanzaron gran difusión. Se bailó desde los primeros años de nuestra independencia tanto en la campaña como en los salones de la región pampeana, litoral, y centro. En la provincia de Buenos Aires fué muy popular hasta 1840.

Sarmiento, en su libro Recuerdos de Provincia, relata que bailó “Pericones” con su maestro el padre Don José de Oro en San Francisco del Monte, San Luis, en 1826. En 1880, decae la popularidad del Pericón, pero afortunadamente, los hermanos Podestá lo encumbran como Danza Nacional (1880) al incluirlo en su espectáculo circense en la obra “Juan Moreira”.

La música del Pericón Nacional que actualmente se baila tanto en la Argentina como el Uruguay, fue compuesta por el músico oriental Gerardo Grasso(1860-1937)

Fuente: http://www.aquifolklore.com.ar/Espanol/periconnacional.htm

El hornero, nuestro pájaro nacional

La capacidad de adaptación a todos los ambientes y el respeto de la gente hizo que triunfara en la encuesta que, en 1927, lo designaría como el “Pájaro Nacional Argentino”. Se encuentra en casi todo el territorio nacional. Hace su nido de barro en los postes de alambrados, de tendido eléctrico y cualquier saliente propicia. Mide unos 20 cm, es de color pardo y tiene el vientre un poco más claro. La hembra es un poco más pequeña. Es muy sociable y habita tanto en el campo como en zonas pobladas.
También es conocido como “hornero rojo”,(Furnarius rufus), ave del orden de los Passeriformes, así llamado debido a que su nido tiene la forma de un horno de barro. No es un ave migratoria.

Fuente: http://www.embajada-argentina.org.py/V2/datos-generales-de-la-republica-argentina/pajaro-nacional/

El pato: Nuestro deporte nacional

Es un deporte ecuestre originario de la Argentina, tiene más de 400 años de antigüedad.

Con cuatro jugadores por equipo, se jugaba tradicionalmente entre los gauchos en la zona de la llanura pampeana. La competencia se daba inicio cuando el pulpero entregaba un pato vivo.

en una bolsa se cuero con largas manijas, en un campo que algunas veces llegaba de estancia a estancia. Consistía en arrojar un pato hacia arriba y liberar dos grupos de jinetes que se atropellaban para capturarlo como fuera, y llevarlo, pasándolo unos a otros lanzándolo o golpeándolo, para finalmente lograr encestarlo en una red. Siendo el objetivo del juego, anotar la mayor cantidad de puntos, pasando el pato a través del aro de los oponentes.

El “pato” fue sustituido por una pelota blanca de cuero, con cámara neumática y seis asas. Su diámetro, de extremo a extremo, es de 40 cm. Su peso máximo es de 1250 g.

El 3 de abril de 1941 fue creada la Federación Argentina de Pato. El presidente Juan Perón decretó en 1953 al Pato como el juego nacional argentino.

Fuente: http://www.embajada-argentina.org.py/V2/datos-generales-de-la-republica-argentina/deporte-nacional/

La Rodocrosita

Es una piedra de origen volcánico, la cual se encuentra en las Sierras Capillitas, Provincia de Catamarca a más de 3000 m. de altura.

Como se trata de un Carbonato de Manganeso, es este último el que determina ese fuerte color rosado o púrpura, que se va aclarando a medida que en su composición se ve reemplazado el Manganeso (Mn) por otros componentes. Su nombre proviene de dos vocablos griegos, a raiz de su color, rodo – rosa y crosita – color.

Se presenta preferentemente en capas o costras de estructura bandeadas, con superposición de bandas rosadas de distintas tonalidades, de claras a oscuras, de textura fibrosa, y separadas entre si por un material blanco a blanco grisáceo (mezcla de carbonatos varios de Calcio, Magnesio, Hierro, y con una muy baja concentración de Manganeso).

Estas bandas rosadas, son comúnmente onduladas o rectas, y a veces se presentan en forma mamemolar.

Es de destacar, también, la presentación en forma de estalactitas, en las cuales se observa las diferentes capas.

Aunque no se ha emitido ningún decreto al respecto, se la considera nuestra piedra nacional.

Fuente: http://www.embajada-argentina.org.py/V2/datos-generales-de-la-republica-argentina/piedra-nacional/

El mate

Imágenes del taller del artesano y escritor Francisco Scutella, en la ciudad de Paraná, Entre Ríos. Gran conocedor de las tradiciones vinculadas al mate y fantástico promotor de nuestras tradiciones.

Visitá su página en:

scutella.com.ar/

 Monumento al mate. "Matero" Paseo Bossetti, ciudad de Posadas, en la provincia de Misiones, Argentina.
Monumento al mate. "Matero" Paseo Bossetti, ciudad de Posadas, en la provincia de Misiones, Argentina.

Los españoles aprendieron a beber esta infusión y les causó una extrañeza la cantidad de veces que lo hacían los guaraníes por día. En un principio estuvo prohibida, con pena de "excomunión", por los curas jesuitas. Es que sostenían que esa bebida hecha con raíces de "hierbas" era la "ruina de estas tierras, porque hace a los que toman, flojos, holgazanes, sin honra....", refiriéndose a ella como un vicio.

Los guaraníes llevaban, junto a las armas, unas pequeñas bolsas de cuero ("guayacas") en los que guardaban hojas de yerga mate triturada y tostada que masticaban o colocaban en una calabaza con agua y sorbían ya sea usando sus dientes como filtro o por medio de un canuto de caña. Según los españoles estas hojas les daban mayor resistencia para las largas marchas o en las labores diarias.

Los españoles comenzaron a beber este brebaje en un recipiente de labios gruesos denominado "Bernegal" del cual bebían utilizando un apartador en forma de cuchara con orificios, con el cual separaban el agua de las hojas. Bautizando el "caa" de los guaraníes como simplemente Hierba del Paraguay o Yerba, dado que, como la conocieron antes de saber de dónde se obtenía, no sabían que su origen era de un árbol.

Fue aceptada como bebida estimulante, al igual que el té, cuando los personajes más importantes de la ciudad de Asunción la incorporaron a la dieta.

Actualmente el mate se consume en gran parte de Sud América: Suroeste de Brasil, Uruguay, nuestro país, Paraguay, parte de Chile y parte de Bolivia y en Siria, país al que llegó con los sirios que vivieron en nuestro país y retornaron al suyo en esta gran bebida.

Muy buena información en:

 https://es.wikipedia.org/wiki/Mate_%28infusi%C3%B3n%29

Imágenes de los festejos del Bicentenario de la Independencia

Videos históricos para conocer más:

los archivos de British Pathé tiene un canal de youtube consus viedos digitalizados de la historia y la cultura de nuestro país.

https://www.youtube.com/user/britishpathe/search?query=videos+de+argentina