Reflexiones

Pensamiento o esclavitud

Sobre el amor

Sandra Calamano QEPD

Sandra

 

Apostaste a la humanidad,

 

creíste firmemente en tus niños

 

y les marcaste el camino.

 

El único camino que conociste,

 

el de la dignidad humana.

 

Tu obra abnegada

 

sale a la luz

 

en un nefasto vuelo.

 

Pero no te cortaron las alas

 

porque allí,

 

desde el cielo,

 

agitas tus alas de ángel,

 

que vivirá por siempre

 

en los corazones

 

de los pibes

 

que supiste amar.

Fallecida por la desidia de quienes debían mantener la escuela pública en condiciones.

 

Rubén Rodríguez QEPD

 

Todos sabemos

 

 el valor de un auxiliar.

 

El que conoce los nombres

 

 de todos los pibes.

 

El que sabe de sus dramas

 

 y disimula algunas de sus travesuras.

 

El que sabe cuál tiene más hambre,

 

Y le reserva alguna porción.

 

El que llega tempranito

 

 para asegurar en las aulas

 

 una calidez que no tienen  en sus casas.

 

El que regala sonrisas

 

 para que los pibes

 

 encuentren un remanso

 

 ante la adversidad de sus vidas.

 

Cientos de corazoncitos

 

 van a extrañar

 

 tu cálida sonrisa,

 

tu compromiso,

 

tu cordialidad.

 

Fallecido por la desidia de quienes debían mantener la escuela pública en condiciones.

 

El cariño: alimento primordial

Se ha documentado que el emperador de Alemania Federico II (1194-1250), denominado en su época stupormundi («asombro del mundo»), aunque sus enemigos se referían a él en términos menos favorecedores, quería descubrir qué lengua usarían y cómo hablarían los niños si se criaran sin hablar con nadie. Así que ordenó a madres adoptivas y nodrizas que amamantaran y aseasen a los niños pero que no les hablasen, pues el emperador quería saber si las criaturas hablarían en lengua hebrea, la más antigua, o en griego, latín o árabe, o quizás en la lengua de sus progenitores. Pero fue una labor vana, ya que todos los niños fallecieron; no pudieron vivir sin las caricias,   los alegres rostros y las palabras cariñosas de sus madres adoptivas. Por este motivo, las denominadas «canciones de cuna» que las mujeres cantan a los pequeños para que se duerman, son imprescindibles para que el sueño del niño sea reparador.

Y así lo describen las palabras de Salimbene, historiador del siglo XIII: «No pudieron vivir sin las caricias…» Esta observación es el primer comentario conocido sobre lo esencial del contacto y la estimulación cutánea para el desarrollo del niño. Sin duda, el conocimiento de la importancia de las caricias para el niño es incluso muy anterior.

Fuente: http://saludmentalperinatal.es/no-pudieron-vivir-sin-las-caricias/

No hables con tu hija de su cuerpo

No hables con tu hija sobre su cuerpo, salvo para enseñarle cómo funciona. No hables con tu hija sobre su cuerpo. No le digas nada si ha perdido peso. No le digas nada si ha subido de peso. Si crees que el cuerpo de tu hija se ve genial, no lo digas. He aquí algunas cosas que puedes decirle en su lugar:

“¡Te ves muy saludable!”, es una muy buena opción. ¿O qué tal: “Te ves muy fuerte”? O: “Se nota que eres feliz: brillas”. Mejor aún: halaga algo en ella que no tenga nada que ver con su cuerpo. Tampoco hagas comentarios sobre el cuerpo de otras mujeres. No. Ni uno solo; ni positivo ni negativo. Enséñale a ser amable con los otros, pero también a ser amable consigo misma.

No te atrevas a hablar sobre cuánto odias tu cuerpo frente a tu hija, o a hablar sobre tu nueva dieta. Mejor aún, no hagas dieta frente a tu hija. Compra comida saludable. Prepara comidas saludables. Pero, no digas “por ahora no estoy comiendo carbohidratos”. Tu hija no debe de pensar que los carbohidratos son malos, porque sentir vergüenza por lo que comes solo se traduce en sentir vergüenza de ti misma.

foto: Instagram/soymamarula

Anima a tu hija a correr porque eso la hace sentirse menos estresada. Anímala a subir montañas porque no hay ningún lugar mejor para explorar su espiritualidad que la cima del universo. Anímala  a escalar paredes o a andar en bicicleta de montaña porque la atemoriza, y eso a veces es algo bueno.

Ayuda a tu hija a amar el fútbol, a remar o el hockey, porque los deportes hacen de ella una mejor líder y una mujer más segura de sí misma. Explícale que no importa qué edad tenga, nunca dejará de necesitar saber jugar bien en equipo. Nunca le hagas jugar o practicar un deporte que no adore por completo.

Demuéstrale que las mujeres no necesitan de un hombre para mover muebles. Enséñale a cocinar. Herédale la receta de tu mamá de ese pastel de café de Navidad. Herédale tu amor por pasar tiempo al aire libre.

Quizá tú y tu hija tengan muslos gruesos o una caja torácica ancha. Es fácil odiar estas partes del cuerpo tan lejos de la talla cero. No lo hagas. Dile a tu hija que, si quiere, con sus piernas puede correr un maratón, y que su tórax no es otra cosa que un buen estuche para cargar unos pulmones fuertes. Puede gritar, puede cantar y puede levantar el mundo, si quiere.

Recuérdale a tu hija que lo mejor que puede hacer con su cuerpo es usarlo para mover su hermosa alma.”

María Montessori

Fuente: http://www.naranxadul.com/naran-xadul/no-hables-con-tu-hija-sobre-su-cuerpo-un-texto-de-maria-montessori

 

 

 

Sobre lo que debe enseñarse a los hijos

"Por lo que respecta a la educación de los hijos, creo que no hay que enseñarles las pequeñas virtudes, sino las grandes. No el ahorro, sino la generosidad y la indiferencia hacia el dinero; no la prudencia, sino el coraje y el desprecio por el peligro; no la astucia, sino la franqueza y el amor por la verdad; no la diplomacia, sino el amor al prójimo y la abnegación; no el deseo de éxito, sino el deseo de ser y de saber "

Natalia Ginzburg, Las pequeñas virtudes

El Dr. Ovidio Neurólogo Pediatra, alerta sobre una tragedia silenciosa que se está desarrollando hoy por hoy en nuestros hogares

Hay una tragedia silenciosa que se está desarrollando hoy por hoy en nuestros hogares, y concierne a nuestras más preciosas joyas: nuestros hijos. ¡Nuestros hijos están en un estado emocional devastador! En los últimos 15 años, los investigadores nos han regalado estadísticas cada vez más alarmantes sobre un aumento agudo y constante de enfermedad mental infantil que ahora está alcanzando proporciones epidémicas:

Las estadísticas no mienten:
• 1 de cada 5 niños tiene problemas de salud mental
• Se ha notado un aumento del 43% en el TDAH
• Se ha notado un aumento del 37% en la depresión adolescente
• Se ha notado un aumento del 200% en la tasa de suicidios en niños de 10 a 14 años

¿Qué es lo que está pasando y qué estamos haciendo mal?

Los niños de hoy están siendo sobre-estimulados y sobre-regalados de objetos materiales, pero están privados de los fundamentos de una infancia sana, tales como:

• Padres emocionalmente disponibles
• Limites claramente definidos
• Responsabilidades
• Nutrición equilibrada y un sueño adecuado
• Movimiento en general pero especialmente al aire libre
• Juego creativo, interacción social, oportunidades de juego no estructurados y espacios para el aburrimiento

En cambio, estos últimos años se los ha llenado a los niños de:
• Padres distraídos digitalmente
• Padres indulgentes y permisivos que dejan que los niños “gobiernen el mundo” y sean quienes pongan las reglas
• Un sentido de derecho, de merecerlo todo sin ganárselo o ser responsable de obtenerlo
• Sueño inadecuado y nutrición desequilibrada
• Un estilo de vida sedentario
• Estimulación sin fin, niñeras tecnológicas, gratificación instantánea y ausencia de momentos aburridos

¿Qué hacer?
Si queremos que nuestros hijos sean individuos felices y saludables, tenemos que despertar y volver a lo básico. ¡Todavía es posible! Muchas familias ven mejoras inmediatas luego de semanas de implementar las siguientes recomendaciones:

• Establezca límites y recuerde que usted es el capitán del barco. Sus hijos se sentirán más seguros al saber que usted tiene el control del timón.
• Ofrezca a los niños un estilo de vida equilibrado lleno de lo que los niños NECESITAN, no sólo de lo que QUIEREN. No tenga miedo de decir “no” a sus hijos si lo que quieren no es lo que necesitan.
• Proporcione alimentos nutritivos y limite la comida chatarra.
• Pase por lo menos una hora al día al aire libre haciendo actividades como: ciclismo, caminata, pesca, observación de aves / insectos
• Disfrute de una cena familiar diaria sin teléfonos inteligentes o tecnología que los distraiga.
• Jueguen juegos de mesa como familia o si los niños son muy chiquitos para juegos de mesa, déjese llevar por sus intereses y permita que sean ellos quienes manden en el juego
• Involucre a sus hijos en alguna tarea o quehacer del hogar de acuerdo a su edad (doblar la ropa, ordenar los juguetes, colgar la ropa, desembalar los víveres, poner la mesa, dar de comer al perro etc.)
• Implemente una rutina de sueño consistente para asegurar que su hijo duerma lo suficiente. Los horarios serán aún más importantes para los niños de edad escolar.
• Enseñar responsabilidad e independencia. No los proteja en exceso contra toda frustración o toda equivocación. Equivocarse les ayudará a desarrollar resiliencia y aprenderán a superar los desafíos de la vida,
• No cargue la mochila de sus hijos, no lleve sus mochilas, no les lleve la tarea que se olvidaron, no les pele los plátanos ni les pele las naranjas si lo pueden hacer por sí solos (4-5 años). En vez de darles el pez, enséñeles a pescar.
• Enséñeles a esperar y a retrasar la gratificación.
• Proporcione oportunidades para el “aburrimiento”, ya que el aburrimiento es el momento en que la creatividad despierta. No se sienta responsable de mantener siempre a los niños entretenidos.
• No use la tecnología como una cura para el aburrimiento, ni lo ofrezca al primer segundo de inactividad.
• Evite el uso de la tecnología durante las comidas, en automóviles, restaurantes, centros comerciales. Utilice estos momentos como oportunidades para socializar entrenando así a los cerebros a saber funcionar cuando estén en modo: “aburrimiento”
• Ayúdeles a crear un “frasco del aburrimiento” con ideas de actividades para cuando están aburridos.
• Esté emocionalmente disponible para conectarse con los niños y enseñarles auto-regulación y habilidades sociales:
• Apague los teléfonos por la noche cuando los niños tengan que ir a la cama para evitar la distracción digital.
• Conviértase en un regulador o entrenador emocional de sus hijos. Enséñeles a reconocer y a gestionar sus propias frustraciones e ira.
• Enséñeles a saludar, a tomar turnos, a compartir sin quedarse sin nada, a decir gracias y por favor, a reconocer el error y disculparse (no los obligue), sea modelo de todos esos valores que inculca.
• Conéctese emocionalmente – sonría, abrace, bese, cosquillee, lea, baile, salte, juegue o gatee con ellos.

 

Artículo escrito por El Dr. Luis Rojas Marcos Psiquiatra.

Tomado de: http://palermonline.com.ar/wordpress/?p=65783

El abrazo como valor agregado en el estímulo lector

Maurice Sendak escribió sobre su infancia en torno a la lectura en un artículo titulado "Stories my father told me" escrito para el Home Arts Magazine:

"Cuando mi padre me leía, yo me recostaba sobre él y pasaba a ser parte de su pecho o su antebrazo. Yo creo que los niños que son abrazados y sentados en el regazo, dulcemente acariciados, siempre asociarán la lectura con el cuerpo de sus padres, con el olor de sus padres. Eso siempre te hará lector. Porque ese perfume, esa conexión sensorial dura para toda la vida.

Al fin y al cabo, somos animales. Si observamos a los cachorros, veremos que necesitan ser lamidos para sobrevivir. Pues bien, nosotros también necesitamos "ser lamidos" para sobrevivir y la lectura se convierte de alguna manera, en "un lamido". Cuando no solo oyes un cuento entrañable, sino que además estás abrazado por la persona más importante en el mundo para ti, la conexión que se establece no puede disolverse. Por ejemplo, ahora estoy leyendo a Shakespeare de corrido, cuando me alarmo y me asusto, me detengo y vuelvo a comenzar, hay una especie de conexión interna con mi padre, como lector, que me hace continuar.

Si hay algún consejo que yo pueda dar, es ése: si estás buscando una manera de acercarte a tus hijos, no hay nada mejor que sentarlos en tu regazo y leer.

Cuando los pones frente a una televisión los estás abandonando. Los estás abandonando porque están sentados en un sofá o en el piso y probablemente están abrazando a un perro. Pero no te están abrazando a ti."

Texto e ilustración de Maurice Sendak

La importancia de los abuelos en el desarrollo del  niño

Enrique Orchanski , pediatra.
Los abuelos no sólo cuidan; son el tronco de la familia extendida, aportan algo que los padres no siempre vislumbran: pertenencia e identidad.

En los últimos 50 años, nuestro estilo de vida familiar cambió como consecuencia de un nuevo sistema de producción.

La inclusión de la mujer en el circuito laboral llevó a que ambos padres se ausenten del hogar por largos períodos creando como consecuencia el llamado “síndrome de la casa vacía”. El nuevo paradigma implicó que muchos niños quedaran a cargo de personas ajena al hogar o en instituciones. Esta tercerización de la crianza se extendió y naturalizó en muchos hogares. Algunos afortunados todavía pueden contar con sus abuelos para cubrir muchas tareas: la protección, los traslados, la alimentación, el descanso y hasta las consultas médicas.

Estos privilegiados chicos tienen padres de padres, y lo celebran eligiendo todos los apelativos posibles: abu, abuela/o nona/o bobe, zeide, tata, yaya/o opi, oma, baba, abue, lala, babi, o por su nombre, cuando la coquetería lo exige.
Los abuelos no sólo cuidan, son el tronco de la familia extendida, la que aporta algo que los padres no siempre vislumbran: pertenencia e identidad, factores indispensables en los nuevos brotes.
La mayoría de los abuelos siente adoración por sus nietos. Es fácil ver que las fotos de los hijos van siendo reemplazadas por las de estos. Con esta señal, los padres descubren dos verdades: que no están solos en la tarea, y que han entrado en su madurez.

El abuelazgo constituye una forma contundente de comprender el paso del tiempo, de aceptar la edad y la esperable vejez. Lejos de apenarse, sienten al mismo tiempo otra certeza que supera a las anteriores: los nietos significan que es posible la inmortalidad.
Porque al ampliar la familia, ellos prolongan los rasgos, los gestos:
extienden la vida. La batalla contra la finitud no está perdida, se ilusionan.

Los abuelos miran diferente.
Como suelen no ver bien, usan los ojos para otras cosas.  Para opinar, por ejemplo. O para recordar.
Como siempre están pensando en algo, se les humedece la mirada; a
veces tienen miedo de no poder decir todo lo que quieren. La mayoría tiene las manos suaves y las mueven con cuidado.  Aprendieron que un abrazo enseña más que toda una biblioteca. Los abuelos tienen el tiempo que se les perdió a los padres; de alguna manera pudieron recuperarlo. Leen libros sin apuro o cuentan historias de cuando ellos eran chicos. Con cada palabra, las raíces se hacen más profundas; la identidad, más probable. Los abuelos construyen infancias, en silencio y cada día.  Son incomparables cómplices de secretos.  Malcrían profesionalmente porque no tienen que dar cuenta a nadie de sus actos. Consideran, con autoridad, que la memoria es la capacidad de olvidar algunas cosas. Por eso no recuerdan que las mismas gracias de sus nietos las hicieron sus hijos. Pero entonces, no las veían, de
tan preocupados que estaban por educarlos.  Algunos todavía saben jugar a cosas que no se enchufan. Son personas expertas en disolver angustias cuando, por una discusión de los padres, el niño siente que el mundo se derrumba.  La comida que ellos sirven es la más rica; incluso la comprada.
Los abuelos huelen siempre a abuelo.  No es por el perfume que usan, ellos son así.  ¿O no recordamos su aroma para siempre?
Los chicos que tienen abuelos están mucho más cerca de la felicidad.

Los que los tienen lejos, deberían procurarse uno (siempre hay buena
gente disponible).

FINALMENTE Y PARA QUE SEPAN LOS DESCREIDOS....

LOS ABUELOS NUNCA MUEREN, SOLO SE HACEN INVISIBLES. NO DEJES DE QUE TU HIJA/O DEJE DE ESTAR, COMPARTIR CON SU ABUELA/O. SIEMPRE TE LO AGRADECERÁ. ELLOS LAMENTABLEMENTE SEGÚN LA LEY DE LA VIDA TIENEN LA PARTIDA MÁS CERCA.-

Recuperado de: Infancia.net

La sabiduría y el tierno mensaje de un abuelo de 113 años

"Lo que hay que tener es un corazón grande y noble y defenderse de todas las cosas", dice Francisco a Abril, una beba de 10 días. Francisco recibe en su casa a la recién nacida y no para de halagarla: "¡Si esto parece una niña de oro bendito! ¡Ay lo que tengo yo aquí! ¡Ay, qué manos más guapas!".

La nota en: http://www.lanacion.com.ar/2033525-el-emocionante-mensaje-de-un-hombre-de-113-anos-a-una-nena-recien-nacida

5 consejos para fomentar la lectura

El libro debe ser visto como un juguete, desde muy pequeñitos tienen que tocarlos, jugar con ellos, investigar… Esto es esencial para que, cuando crezcan, no vean los libros como algo aburrido.

 

Obligar a leer es un gran error. Hay que conseguir que los niños lean por su cuenta y esto se logra cuando ven la lectura como una satisfacción.

 

Pedir consejo y visitar las bibliotecas puede ser muy útil para dar con el libro y el entorno adecuado ya que, en muchas ocasiones, no sabemos qué libro es el más recomendado para cierta edad o para ciertos niños. Que el libro enganche es clave para que no pierdan la rutina de lectura.

 

Dejar que los niños elijan el libro. Los pequeños tienen que encontrar los libros que más les atraigan y se ajusten a sus aficiones. Eso sí, siempre hay que revisar que el contenido y el vocabulario es el adecuado a su edad. Además, esto también le sirve para aprender a escoger, algo que a los niños les cuesta mucho.

 

Y lo más importante…¡los mayores deben predicar con el ejemplo y leer! Si queremos que los niños lean deben ver que los mayores leemos, ya que normalmente tienden a imitar los comportamientos de los adultos que les rodean. Así que… ¡todos a leer!

Nota completa:

https://soybibliotecario.blogspot.com.ar/2016/05/consejos-para-convertir-nino-lector.html

 

 

 

La lectura  sigue siendo un fuerte en los niños argentinos

Un estudio reciente deja claro que leer es una actividad que no pasa de moda: indicó que los niños argentinos continúan siendo ávidos lectores. 

 

El estudio también reveló que las maestras confirmaron que a los chicos les encanta leer cuando tienen la oportunidad de hacerlo, pero advirtieron que necesitan ámbitos propicios para hacerlo, más allá de la escuela.

 

“La lectura es concebida desde las docentes como un ejercicio cotidiano que hay que inculcar y promover desde todos los ámbitos”, explica el informe.

 

Según el relevamiento, la lectura es clave para la formación integral porque tanto quienes tienen como quienes no tienen hijos acuerdan masivamente que contribuye al aprendizaje, el vocabulario y la gramática. Pero además, estimula la imaginación y creatividad de los chicos.

 

Para la población consultada, las 5 cosas que impactan sobre el hábito lector en los niños es que los padres les lean, que se incorpore lectura en los juegos, que haya mayor interactividad, que los juguetes incluyan libros y que éstos sean más accesibles.

 

la lectura en familia fortalece el vínculo padres-hijos: “A las maestras les resulta importante construir y facilitar momentos de lectura en el hogar, dado el impacto que esto genera en el vínculo de la familia y en el despertar del hábito en sí”.

 

 http://www.losandes.com.ar/article/la-lectura-no-pasa-de-moda-los-ninos-leen-con-alta-frecuencia

 

Un biólogo que tiene muy clara la importancia de la educación: Maturana

Los juguetes y su incidencia sobre las diferencias sexistas

Muchos juguetes dedicados a niñas tienen que ver con la belleza, la dulzura, el cuidado, las tareas domésticas: muñecas y sus vestiditos, cocinitas, bebotes.
Por el contrario, los juguetes para varones tienen una presentación más “ruda”, y se relacionan con el deporte, la acción, los medios de transporte, la construcción, la competencia y la violencia.

Esta diferenciación da lugar a lo que se llama “juguetes sexistas”. Son aquellos juguetes que reproducen y perpetúan estereotipos de género rígidos y demodé en relación al mundo de hoy: las niñas deben ser tranquilas, y dedicarse a las tareas de la casa; mientras que los varoncitos deben ser fuertes, competitivos y llevarse el mundo por delante. Sin embargo, hoy en día existen cada vez más mujeres destacándose en el ámbito público y el mundo laboral, a la vez que muchos hombres dejan de rehuir a las tareas domésticas y se vuelcan un 100% a la crianza de sus hijos.

 En un estudio en Andalucía del 2014 determinaron: El 91,4 por ciento de la publicidad televisiva de juguetes se concentra en los canales temáticos infantiles, por lo que el impacto de este tipo de promociones en los menores de edad es elevado. Los anuncios de juguetes siguen transmitiendo modelos sexistas a niños y niñas mediante la asignación "no solo de juguetes distintos para cada uno de ellos, sino también de roles, actuaciones e imágenes diferenciados por género"

 


¿Cuáles son las consecuencias que acarrean estos estereotipos de corte sexista que portan algunos juguetes?


  • Promueven la discriminación, replicando la desigualdad

En este dualismo, “lo femenino” se presenta como débil, inferior o poco relevante. Por esto es muy común que los varones rechacen juegos y juguetes clásicamente “de nena”. Los juegos “de varón” no sufren este juicio peyorativo, pero aún así, si a una niña le gusta jugar al fútbol o con autitos, puede ser calificada como “demasiado varonil”.

 

 

 

  •  Alejan a los niños y niñas de sus verdaderos intereses

Si el entorno que rodea al niño se maneja con estereotipos de género rígidos, cualquier actitud espontánea por parte de los chicos que se corra de “lo esperado” (una nena corriendo en el barro ensuciando su vestidito blanco, un nene peinando a un muñeco) es sancionada. De esta manera, se entorpece la autenticidad del juego; además de que se generan presiones en chicos y chicas, pudiéndose generar problemas emocionales en los mismos.

  •   Se limitan las oportunidades de desarrollo

Cada tipo de juego estimula diferentes tipos de habilidades, y prepara para diferentes situaciones del futuro. Independientemente de si se es niño o niña, es importante tener oportunidad para acceder a la amplia variedad de juegos.
Por ejemplo, un varón que tenga oportunidad de jugar a cuidar un bebé, se está preparando para ser un dulce y cuidadoso padre en el futuro. Si juega a cocinar y limpiar, está entrenando sus habilidades de la vida diaria y contribuyendo a su autonomía.
Por otro lado, una nena que juega con juguetes de construcción (muchas veces dirigidos a la población masculina), está entrenando su inteligencia espacial, fundamental si en el futuro elige ser una gran arquitecta. Si juega a la pelota con sus pares, está trabajando su motricidad y la capacidad y disfrute de trabajar en equipo.

 


  Juguetes libres de género


Se trata de juguetes clasificados según su temática, sin hacer distinción entre productos para varones y para nenas. Entendiendo que jugar es una actividad universal que trasciende categorías de género.
De esta forma,  estaremos propiciando un  desarrollo de nuestros niños como seres humanos plenos.

 

Fuente: http://ikitoi.com/juguetes-estereotipos-genero/

http://elcorreoweb.es/historico/el-80-de-anuncios-de-juguetes-tienen-connotacion-sexista-DDec724227

 

El ejemplo de un padre

Esto sucedió hace un par de días:

El buen vecino bajó a la calle para ayudar a su vieja perrita a cruzar. A ella le  duelen los huesos y le cuesta caminar. Pero su humano la saca porque sabe que la perrita está feliz caminando junto a el.

 

Acercarse a ella para alentarla a cruzar puede demorar unos pocos minutos. Por este motivo, montado en su camioneta, un vecino se ofuscó y le dijo a su hijo (a los gritos, tal vez buscando que lo escuchen), que viajaba con él “A esta habría que pasarle por encima”

 

La pregunta es: ¿Qué enseñamos a nuestros hijos? Lo correcto hubiese sido que el vecino hiciera observar al niño el valor y el respeto que el dueño tenía hacia su mascota viejita. La lección quedó, seguramente,  grabada a fuego: la vida no merece respeto y no hay que ser paciente con quienes tienen una dificultad motora.

 

Terrible enseñanza la de este padre que, seguramente envejecerá y se preguntará en un futuro ¿Por qué mi hijo no me tiene paciencia?

 

Un ejemplo sobre conductas inexplicables

Para pensar acerca de la imitación de conductas sin el menor cuestionamiento a las razones y validez de las mismas.

La aritmética en la palabra

El contacto con el mundo perdido ante la realidad virtual

El niño debe poder correr, saltar, trepar, descubrir, caer y levantarse interactuando con su entorno. Todo lo que se le presente a resolver será una situación de aprendizaje que favorecerá su desarrollo... ¿Cuáles serán las consecuencias en su normal desarrollo si todos sus divertimentos son electrónicos?

La responsabilidad adulta en los casos de acoso escolar

Yo era jovencita. Estaba haciendo cola para hablar por teléfono. En aquellas épocas muy pocos tenían teléfono en sus casas. Nos llegábamos hasta alguna esquina donde hubiese una cabina telefónica y esperábamos pacientemente nuestro turno para hacer una llamada. En una de esas tantas veces, por delante de mí, jugaba una nenita de unos cuatro años ajena a su alrededor. La pequeña disfrutaba sin más de sus saltos y volteretas. Hasta que una de las dos mujeres que estaban con ella le llaman la atención sobre otra pequeña que estaba unos lugares atrás ¿El motivo? La pequeña señalada por el dedo inquisidor era gordita. Las dos mujeres le estaban enseñando a la niña que llevaban con ella a burlarse de otro ser humano. La nenita las miraba, no entendía bien cual era la gracia… pero sabemos que a fuerza de insistir sellamos conductas. El odio se aprende, el desprecio se aprende. Nada es porque sí.

 

Cada vez que nos estremecemos con un caso de acosos escolar viene a mi mente aquella situación y la misma pregunta de aquella vez: ¿No se dan cuenta que le están enseñando a esa niña a discriminar? Cuando suceden acontecimientos preocupantes e indagamos acerca de las causas, muchas veces nos encontramos con respuestas como: “No sé por qué lo hice”, “No me hizo nada” No saben por qué y hieren profundamente afectando a otro ser humano para toda la vida o generan un daño irreparable.

 

Por acción o inacción, por descuido  u omisión los adultos siempre somos parte.

 

¿A qué juegan nuestros niños?

pixabay
pixabay

 

Un  pequeño, curioso y muy inteligente, me sugirió un video juego. Me ganó al espanto cuando me contó que el protagonista, que en esos juegos suele ser el propio niño, mataba a políticos para ayudar a la gente. Cuando le explico que nunca matar es bueno, ni para ayudar, el me contesta que es para hacer el bien. Hay juegos y uno que naturalice el crimen no puede encuadrarse en esa categoría. Debemos estar atentos a los pasatiempos de los niños porque aquello que condicione su manera de pensar es altamente peligroso.

 

Sobre el trato a los niños y sus consecuencias.

Qué ignominioso ser niño. Ser tan pequeño que te puedan alzar en brazos y moverte según el capricho de otros. Que te alimenten o no.  Que te higienicen o te dejen sucio. Que te den felicidad o te dejen llorando. Ciertamente es una indignidad tan profunda que no ha de sorprender que alguno de nosotros jamás nos recuperemos. Puesto que uno de los temores fundamentales es que nos traten como cosas, no como personas. Que nos manejen y empujen fuerzas impersonales, que los más poderosos y superiores nos consideren banales. Cada uno de nosotros podrá ser un diminuto átomo o un enorme universo, pero necesitamos saber que contamos, que nuestra individualidad requiere atención. El hecho de ser descartado como persona es una especie de muerte en vida contra la cual nos vemos obligados a luchar a brazo partido.

Buscaglia, Leo. Vivir, amar y aprender.

La lactancia atacada

En nuestro país nunca fue un problema amamantar al bebé en público, es más, mirábamos con ternura ese momento. Con la delicadeza que ese acto necesita, las madres han alimentado a sus hijos sin que ello resultara agresivo u obsceno. Sin embargo, hoy mucha gente se disgusta con ese escena que, otrora, provocó ternura. Últimamente se difunden imágenes  para defender la lactancia materna. Esas imágenes, en nuestro país,  significan que se ha impuesto  la idea que ese acto de amor, ese acto de comunicación, ese acto de pasar defensas y el mejor alimento que un lactante puede recibir se vea como pecaminoso. ¡Ojo! ¿No será que esa idea de obscenidad importada de los Estados Unidos sea promovida desde la industria láctea para que las madres se sientan lo suficientemente incómodas? Y así llevar un biberón de esos cartoncitos que están ultra pasteurizados, fortificados y todos los ados que se les ocurran…  pero sin amor, pero sin el mejor alimento que la madre naturaleza nos regaló para que nuestros bebitos crezcan sanos, fuertes y con buenas defensas. Somos mamíferos, es decir, estamos diseñados para alimentar a nuestras crías con nuestra leche. La más perfecta en la naturaleza para la especie humana.

 

Detrás de la fachada

El desamor, la incomprensión, la intolerancia del más fuerte al más frágil como raíz del mal. Un video para reflexionar acerca de nuestro comportamiento con los más débiles. Esa raíz alimentada con nuestras frustraciones que impide una sociedad más sana. Para pensar mucho.

 

El verdadro enemigo

Cada vez que releo esta vieja nota de un suplemento del New York Times del diario Clarín, que debo tener guardada de hace más de una década, me hago las mismas preguntas: ¿Por qué las personas sólo pueden entender el dolor del otro cuando les pasa algo parecido?, ¿Por qué no podemos ponernos en el lugar del otro?, ¿Qué limita a los pueblos para humanizarse por encima de los intereses de unos pocos que detentan el poder?

La frase  que expresa la nota “alguien olvidó decirles que eran enemigos” lo dice todo. Estos dos compañeros en la desgracia por una guerra eterna, juegan con el otro como lo que simplemente es: un niño, una niña. Si trasladamos esto  a la sociedad, si pudiéramos ver al otro sin banderas, sin emblemas, sin características partidarias, raciales o religiosas podríamos tener la esperanza de un mundo mejor.

Tal y como sucede en la naturaleza, en la diversidad está la riqueza. Cada cultura deja un legado a la humanidad, cada cultura es parte de un engranaje, borrar una es dañar el mecanismo. Del mismo modo, cada fracción política o religiosa ha aportado normas, conceptos y valores que han sentado las bases de nuestra sociedad.

La nota sigue con un: “Simplemente son niños y juegan”. Sí, tan simple como eso, somos nosotros, los grandes que marcamos diferencias ficticias y se las enseñamos a nuestros hijos… y allí está la semilla del mal que siempre encuentra tierra fértil para germinar. Pero la planta crece y da sus propias semillas…  y se multiplica.

Los padres de esos niños se han  unido ante el dolor ¡Qué distinto hubiese sido si, en un contexto de paz, se reunieran! Sin esa guerra estarían correteando tras sus hijos cuidándolos de sus travesuras.

Recalco la frase del padre de Marya: “Sabemos que no se trata de lo que eres, sino de quién eres”

Creo que tenemos que entender lo valioso en nuestros semejantes, aunque los veamos diferentes.


Los  animales en cautiverio

Mientras veo la imagen de Sandra, la orangutana que, en un fallo histórico fue considerada persona no humana  y, por lo tanto, sujeto de derecho, no puedo dejar de leer la afirmación:

"Seguimos viendo a los animales como una mercancía. Eso es lo más perverso del zoológico, porque está apuntado a chicos, y se les enseña que está bien encerrar individuos para nuestro entretenimiento."

Quedan 2000 individuos encerrados en el zoo porteño, privados de su libertad. Es hora que empecemos a participar en las acciones para que se los libere o se les reasigne un lugar acorde a sus necesidades. De entre todas las propuestas que se debaten, la más viable es la de una  conversión del zoológico en un centro de educación ambiental y una Cruz Roja para animales rescatados del tráfico, eliminando toda exhibición. Tenemos que empezar a participar activamente en la defensa de los derechos de los animales.

Nota sobre los devenires del zoo:

http://www.lanacion.com.ar/1842591-la-agonia-del-zoo-animales-en-peligro-y-un-paradigma-en-crisis

Tomar conciencia desde la más tierna edad

Tienen 5 años y aunque algunos le digan “méluda” aprendieron en la salita verde del jardín de infantes San Simón - 45 entre 1 y 2 - que donar médula es algo que no duele y que puede ayudar a salvar una vida. La idea, tan simple como profunda, se trabajó durante varias semanas, se plasmó en un spot que los nenes protagonizaron con naturalidad, se subió a Youtube durante esta semana y ya recibió miles de visitas.

La primera vez que escucharon la palabra “médula” fue cuando se enteraron del problema de Manuel Robert, el hermano de un nene del jardín que un día se enfermó. También conocieron a su familia y acompañaron sus campaña para conseguir un donante de médula que pudiera ayudarlo. Con la curiosidad propia de los nenes pequeños, le hicieron miles de preguntas a Karina La Grottería, su señorita y también se alegraron cuando se enteraron que Manu por fin había encontrado su “alma gemela”, que fue trasplantado y ya tiene chances de curarse.

Nota completa:

http://www.eldia.com/la-ciudad/pequenos-youtubers-dan-catedra-sobre-la-donacion-de-medula-osea-84124

Lo que le falta a la humanidad

Injusticias, miradas hacia otro lado, miseria humana aquí, allá y más allá. Millones de personas, a lo largo de la historia de la humanidad, han padecido por la ambición desmedida de quienes ostentan el poder. A propósito de esto comparto las palabras finales del discurso de Charles Chaplin en la película “El gran dictador”. Parece que un comediante tuvo las ideas más claras que muchos mandatarios.

"Lo lamento, pero no quiero ser emperador; ese no es mi negocio. No quiero gobernar, ni gobernar a nadie. Me gustaría ayudar a todos si fuera posible: judíos y gentiles, blancos y negros. Todos deberíamos querer ayudarnos; así son los seres humanos. Queremos vivir con la felicidad del otro; no con su angustia. No queremos odiarnos y despreciarnos; en este mundo hay sitios para todos; la tierra es rica y puede proveer para todos. El camino de la vida podría ser libre y hermoso. Pero hemos perdido el camino. La codicia ha envenenado el alma de los hombres y ha construido barricadas de odio en el mundo. Nos ha hecho marchar a paso de ganso hasta la angustia y la sangre derramada. Hemos dominado la velocidad, pero estamos encerrados. La maquinaria que da abundancia nos ha dejado en la privación. Nuestra sabiduría nos ha hecho cínicos. Nuestro ingenio, duros y faltos de bondad. Pensamos demasiado; sentimos muy poco. Más que la maquinaria necesitamos humanidad, más que el ingenio, necesitamos bondad y amabilidad. Sin estas cualidades la vida sería violenta y todo estaría perdido."

Estereotipos de género y etnocentrismo presentes en las las películas infantiles

La investigadora del CONICET Alejandra Martínez estudia las normas de género que se proponen en las películas infantiles de Disney, desde Blancanieves hasta Frozen. "El mensaje es poderoso: quien es bella y esencialmente buena, merece la felicidad"

Las películas de Disney llegan a los niños latinoamericanos sin mediaciones y enseñan los mismos valores que los estadounidenses les presentan a sus propios hijos.

El mensaje es poderoso: quien es bella y esencialmente buena, merece la felicidad.En el caso de las mujeres tienen que ser bellas, bondadosas y seguir las normas sociales, porque si así no lo hicieran, entonces el premio del matrimonio, que es la puerta para la felicidad eterna, se volverá inaccesible. Es el caso de algunas películas más recientes, por ejemplo “Valiente”. Mérida es una niña rebelde que no acepta la educación que le da su madre para feminizarla y así pueda casarse con alguien acorde a su rango de princesa. Ella es lo que en nuestra cultura llamaríamos “marimacho” y las opciones que se le ofrecen para casarse son inviables desde la perspectiva Disney; los candidatos son presentados como sujetos ridículos y débiles. Entonces, como ella no cumple con las normas de género tradicionales, las opciones que se le ofrecen no son dignas y, finalmente, no se casa.

La princesa siempre es pasiva y tiene que ser rescatada por el varón, que es mostrado como activo. Las decisiones que impactan en la vida de la mujer son tomadas por el padre o el novio. Esto se relaciona con el tradicional eje de sentido producción, reproducción. Ser mujer es, desde esta mirada, ser madre, atendiendo a otros, adentro de la casa. El varón debe traer el pan. Esto no ocurre necesariamente así en nuestras sociedades, pero el discurso social, y sobre todo los productos orientados al público infantil- todavía está impregnado de esos viejos sentidos polarizados.

Estos estereotipos producen mucha insatisfacción. Una princesa, de acuerdo a estos think tanks, debe ser esencialmente buena, bella, rubia, blanca, delgada y agraciada en todo sentido. Pero ¿qué pasa si una no es así? ¿Qué referencia tiene una niña con otra fisonomía, etnia y/o realidad socioeconómica en la pantalla grande acerca de sus posibilidades de alcanzar la felicidad? Es previsible que surja en ella la idea: “la felicidad eterna no es para personas como yo”. O peor aún, puede pasar toda su vida intentando alcanzar un modelo que es, en realidad, inalcanzable.

Las princesas y los príncipes son blancos, rubios y con ojos claros. “Pocahontas”, por ejemplo, fue una de las pocas películas de Disney que no concluyó con una boda. Los protagonistas se enamoran, pero él vuelve a Inglaterra. El matrimonio interracial en Disney no es una posibilidad.

Los personajes secundarios en general tienen voces de afroamericanos o latinos, con un acento bien marcado. Estos personajes ni siquiera son los antihéroes, porque el protagonista debe enfrentarse a un enemigo tan poderoso como él o más, y los latinos o afroamericanos no cumplen ese requisito.

Eeste tipo de productos hace infeliz a mucha gente, porque reproduce modelos inalcanzables, injustos, irreales, inequitativos. Y nos invito a pensar, ¿quién gana con esto? ¿Cuánto le conviene al sistema y al mercado que una persona se desespere por ser bella, delgada, príncipe o princesa? ¿Cuánto dinero se invierte en esa búsqueda?

Nota completa: http://infoblancosobrenegro.com/noticias/una-sociologa-argentina-analiza-los-estereotipos-de-genero-transmitidos-en-las-peliculas-de-disney

El terrible peligro en la inconciencia de las niñas

Sexualización de la infancia

Vestidas como adultas, con las uñas apenas crecidas pero pintadas y make up... Así ‘sueñan’ verse “arregladas” muchas niñas. También nenes, con sus minúsculas chombitas “haciendo juego”.
Las nenas suelen ser las más perjudicadas en este sentido por la vulnerabilidad a las que las expone el propio género. No se puede generalizar claro está, pero desde los medios (realities de reinas de belleza, niñas que dejan de estudiar por ser modelos, etc.) a la realidad misma, se pueden ver ejemplos concretos de este tipo de  casos. Un análisis con la psicopedagoga Mónica Coronado para proteger lo más preciado que tienen los niños: su infancia.


“Mi mamá...me mi...metiza”
Una proyección permanente, un modo de superar las propias frustraciones y lograr la mímesis de la hija, una manera de lograr el reconocimiento ajeno... Tantas razones como la psiquis adulta pueda generar, para atravesar negativamente las vidas de sus hijas.


“Los padres las tratan como pequeñas adultas, reemplazan juegos o introducen nuevos con elementos de estética, cargando sobre la niña la necesidad de tener una imagen y ‘gustar’. Esta necesidad de gustar y agradar es la clave. Entonces si no son bellas, dulces y dóciles, no se las quiere”, cuenta Coronado.


- ¿Qué implica la denominada ‘hipersexualidad’ en las niñas?


-  Es un manejo mercantilizado del cuerpo, en donde el valor de alguien pasaría por su capacidad de gustar. Si bien a todos nos agrada arreglarnos y vernos bien, el matiz cambia cuando se sexualiza o se usan poses, ropa o arreglos que enfatizan atributos que no corresponden a una edad tan temprana.


- ¿Qué lleva a los padres a actuar de esta manera?


- Ganarse el afecto y reconocimiento a través del aspecto y de actitudes falsamente “femeninas”.


- ¿Se da más en niñas que en niños?


- Sí, porque se las cría como “princesas”; aunque he visto últimamente muchos varoncitos vestidos como si fueran la fantasía del novio de la mamá... Tengo ejemplos concretos en este sentido de un nene de 3 añitos al que visten como si fuera Iván de Pineda, con anteojos Ray Ban incluidos.


- ¿Cuál es precio para esos chicos ‘hipersexualizados’ cuando llegan a adolescentes?


- Vivir pendientes de algo que para ellos no tiene significado (la moda), estar atados a la aprobación ajena y tener una pobre imagen de sí mismos como seres humanos pensantes y con valores.

En la escuela se ve el correlato en las relaciones con los demás y quizá el rendimiento. El precio es altísimo: hablamos de una identidad construida sobre lo mas frágil, el juicio ajeno; la pérdida de espacios de juegos creativos, preocupaciones adultas. 


- ¿Qué le dirías a esos padres que no saben cuál es el límite respecto a este tipo de crianza? 


- Un desarrollo sano tiene barreras generacionales funcionales. Implica dejar de lado el narcisismo e internalizar que un niño no es una versión mejorada de uno mismo, sino un ser humano cuya actividad fundamental es el juego.

Que una nena juegue con el maquillaje de la mamá es lógico, pero no lo es que viva preocupada por cómo se ve,  o si está bonita. Todas las niñas lo son. No necesitan más que su alegría. El límite es una cuestión de lógica sin llegar a los extremos.

Fuente:http://www.losandes.com.ar/article/la-hipersexualidad-en-las-ninas-arrebato-a-la-infancia